Refuerzos con Barras de fibra de carbono en suelos salinos

Las edificaciones en el norte de Chile están expuestas a la degradación de sus elementos; debido a la humedad, la brisa marina, las condiciones geotécnicas del suelo y a la alta densidad poblacional en las zonas costeras.

b_180_120_16777215_00_images_Revestimiento_degradacion.jpg

Además, la infraestructura industrial, empresarial y de viviendas, se ha edificado sin una normativa específica para zonas geomorfológicamente salinas.

Construir en las ciudades costeras del norte de Chile, en suelos que presentan condiciones naturales de alta salinidad y concentración de sedimentos marinos, exponen a las estructuras a la degradación de sus componentes, acentuado por el actuar humano: aumento sostenido de la erosión, la compactación, el aumento de la salinidad y de la acidez del suelo.

Esta problemática ha existido históricamente en las ciudades de Arica, Iquique y localidades como Pozo Almonte y Alto Hospicio; condición agudizada con el terremoto de abril de 2014.

Por otro lado, en las franjas costeras del territorio nacional, la brisa marina acarrea importantes contenidos de humedad que, naturalmente, lleva en sí cloruros; de esta manera, estructuras que no están en contacto directo con el agua de mar, sufren igualmente sus embates.

b_180_120_16777215_00_images_Revestimiento_degradado.jpg

En particular, se aceleran los deterioros estructurales por el ataque de cloruros disueltos en el aire, presentes en ambientes marinos con alta humedad relativa y acción constante del viento, aumentado por los siguientes factores:

  • Excesiva porosidad del hormigón.
  • Reducido espesor del recubrimiento de hormigón sobre el refuerzo. 
  • Existencia de grietas en la estructura
  • Alta concentración de agentes corrosivos en los componentes del hormigón.

Estas condiciones adversas para una estructura de hormigón, requieren del diagnóstico por especialistas y de la aplicación de soluciones de reparación y refuerzos para detener la degradación del hormigón y la corrosión de las armaduras de acero o la enfierradura de vigas, muros, losas de techos, pilares y ascensores.

b_180_120_16777215_00_images_fibra_de_carbono_como_refuerzo_estructural_barras.jpgUna solución eficaz con altas propiedades mecánicas, superiores al acero, es el uso de barras de fibra de carbono en lugar de la comúnmente usada barra de acero estructural:

 

Consulte por el estudio y diagnóstico de estructuras, para la incorporación de barras de refuerzo estructural de fibras de carbono.

 

Caso Alto Hospicio

El clima de la zona es desértico costero, similar al de “Pampa” y presenta condiciones climáticas oscilantes, con lluvias estivales y un subsuelo altamente salino.

Características del suelo en zonas costeras del Norte de Chile

b_180_120_16777215_00_images_gestion_de_calidad_iquique.jpg

Más de 50 edificios tendrán que demolerse en Iquique por daños tras terremoto

Suelos salinos naturales se encuentran en las costas marítimas donde los terrenos se inundan desde el mar y el viento sopla gotas de agua salina tierra adentro o el flujo subterráneo del mar penetra en el acuífero interno. También en los desiertos hay suelos salinos a causa de la alta evaporación del agua aportada históricamente.

Durante el periodo húmedo, aumenta el número de sales precipitadas en forma de cristales o adsorbidas. Lo cual genera el riesgo de socavones o desplazamientos de tierra.

En suelos potencialmente licuables, por ejemplo, suelos finos y arenas saturadas, la amenaza es mayor y se requieren estudios especiales de amplificación y de evaluación para evitar el daño de las estructuras.

Así también en suelos susceptibles de densificación por vibración, suelos colapsables, suelos orgánicos, suelos finos saturados, entre otros. Ver decreto 61, 2011 que deroga decreto 117, 2010, sobre diseño sísmico de edificios.

Enlaces de interés:

Fibra de Basalto para refuerzos estructurales.

Proyectos de refuerzos estructurales ElementaBDL.

Animación en flash de aplicaciones de fibra de carbono para refuerzos.