Deformación o deflección en losas y vigas

Soluciones frente a la deformación en losas y vigas.

En muchos casos, la falta de armadura en un elemento viga o losa de hormigón armado provoca grietas que derivan finalmente en deformaciones mayores a las admisibles.

Estos elementos deformados, generalmente, requieren de rellenos para rematerializar la horizontalidad de la superficie, provocando un aumento de carga muerta no considerada originalmente, por lo que se hace necesario diseñar un refuerzo estructural con fibra de carbono que cubra esos esfuerzos adicionales.

Otra alternativa consiste en gatear el elemento deformado, y reforzar con fibra de carbono la zona donde se produjo el agrietamiento, buscando la resistencia adecuada para el correcto funcionamiento de la viga o losa.

Sin embargo, la nula rigidez que aporta la fibra de carbono como refuerzo, no permite controlar las deformaciones, por lo que si el análisis determina que que las deformaciones se incrementarán en el tiempo, un refuerzo con fibra de carbono por sí solo, no impedirá ese fenómeno.